Uso Activo vs. Pasivo de pantallas

Las pantallas son una parte integral de nuestra vida. La mayoría de las casas tienen varias – TV, PC, tablets, celulares inteligentes, consolas etc.. Los niños en edad escolar además pueden tener acceso a dispositivos en el colegio, tanto en las aulas como en el recreo con los amigos. El tiempo que dedican los niños delante de pantallas es una preocupación para muchos padres. Además de la cantidad de uso, hay otro aspecto al que tenemos que dar importancia – la calidad del uso.

USO ACTIVO o PASIVO

Nuestros niños son nativos digitales. Sin embargo, muchos de ellos crecen como meros consumidores de tecnología – no entienden cómo funciona la tecnología y absorben una enorme cantidad de contenido digital a diario.

Hay una gran diferencia entre el consumo pasivo de contenido digital y el uso de pantallas de una manera activa y constructiva.

Los mayores tenemos que vigilar el uso que hacen los niños y fomentar un uso activo y creativo. Para eso, es importante diferenciar entre los distintos usos de pantallas.

El uso activo de pantallas es cuando nos involucramos de forma intencionada en una actividad que se realiza en con un dispositivo electrónico o computador. Pueden ser actividades cognitivas o físicas. Éstas ayudan a los niños a aprender nuevas conocimientos, desarrollar su creatividad y adquirir habilidades importantes como programación y pensamiento lógico.

Algunos ejemplos de uso activo son:

  • aprender habilidades nuevas con cursos online
  • programar y crear juegos, apps, páginas web
  • programar robots
  • crear música digital
  • jugar videojuegos educativos o los que nos hacen mover (Baile, WiiFit etc.)
  • editar fotos y crear albumes
  • ilustración digital y animación
  • crear videos de Youtube o editar películas
  • comunicar con seres queridos con email o videollamadas

En un uso pasivo de pantallas las actividades suelen ser sedentarias, dónde uno tiene poca interacción física y simplemente recibe información.

Ejemplos de uso pasivo son:

  • Ver televisión
  • ver videos de entretención en Youtube (ver a otros jugadores jugar videojuegos, videos de música, bromas, etc.)
  • navegar por internet
  • navegar en redes sociales
  • ver series o películas online
  • jugar videojuegos sedentarios en consolas, en el computador etc.
  • leer en pantalla

Estas actividades son buenas para relajarse o distraerse. El uso pasivo en exceso, sin embargo, puede tener un impacto negativo en el desarrollo de los niños y puede reemplazar actividades importantes como el tiempo en familia, el juego al aire libre, el ejercicio y el descanso.

CONCLUSIÓN

Como padres, deberíamos dedicar el tiempo para entender la diferencia entre el uso de pantalla pasivo o activo en nuestras familias para poder gestionar bien los tiempos y tipos de uso de tecnología.

¿Sabes qué tipo de actividades realizan tus hijos cuando utilizan los dispositivos electrónicos? ¿Limitas el tiempo de uso? Déjanos tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑